Cómo trabajar en casa y no morir en el intento (¡y conseguir ser productivos!)

Cómo trabajar en casa y no morir en el intento (y ser productivos)

¡Hola!

Esta nueva situación totalmente imprevista, en la que el coronavirus o COVID-19 ha hecho que muchos trabajadores hayan tenido que empezar a trabajar en casa, está obligando a muchas personas a cambiar sus hábitos. 
Yo llevo trabajando en casa desde hace 5 años, y al principio no fue fácil. Pasé de trabajar en una oficina con compañeros a trabajar sola, en casa y por mi cuenta, así que el cambio fue importante. 

La aparición del concepto del teletrabajo surgió a finales de los años ochenta y principios de los noventa, pero hasta ahora no hemos estado preparados para implantar este sistema de manera integral. ¿Qué ha cambiado? Por un lado que las nuevas tecnologías han supuesto un enorme impulso para el teletrabajo, ya que permiten trasladar tu oficina a cualquier lugar y con todo lo que necesites a un clic de distancia. Por otro lado hay una necesidad real de la población de conciliar trabajo y vida personal.

Para mi hay dos perfiles de personas que trabajan en casa muy distintos: por un lado los trabajadores por cuenta ajena a quienes su empresa les permite el teletrabajo y por otro los autónomos, freelance y emprendedores que no tienen una oficina al uso.

Así que, tanto si eres trabajador por cuenta ajena y tu empresa te ha facilitado el teletrabajo, como si eres emprendedor y hasta ahora trabajabas fuera, en una oficina o coworking, volver a casa puede que te resulte difícil y complicado, pero con las nuevas tecnologías vas a comprobar que se puede hacer. 

Según mi experiencia, trabajar en casa tiene cosas buenas y cosas malas. A continuación te las voy a contar:

Ventajas de trabajar en casa

  • Te permite una mayor libertad que en el entorno laboral tradicional.
  • Puedes elegir tu propio horario.
  • Tienes una mayor autonomía.
  • No tienes gastos de alquiler de una oficina o coworking.
  • Te da la posibilidad de conciliar la vida laboral y personal.

Inconvenientes de trabajar en casa

  • Puede suponer complicaciones ya que desarrollas la actividad profesional en casa, un lugar que suele asociarse con el descanso.
  • Trabajas muchas más horas.
  • Estás siempre conectado.
  • Puedes sufrir aislamiento.

Pero, ¿se puede??? Por supuesto, pero es necesario adoptar hábitos nuevos. Ahora te voy a dar unos consejos por si de repente te has visto obligado a trabajar en casa:

1. Crea tu propio espacio de trabajo

Cuando trabajas en casa lo ideal sería contar con un espacio que esté diferenciado de la actividad diaria del hogar, es decir, un despacho. Pero con un escritorio, una silla cómoda y luz tendrías suficiente para poder realizar tu trabajo con cierta comodidad.

Mi experiencia:

Tanto mi marido como yo trabajamos en casa desde hace años, y hemos pasado por varias fases, en la primera trabajamos juntos en el mismo espacio ya que nuestra casa es relativamente pequeña. Después de un tiempo decidimos que cada uno debía tener su espacio, porque tenemos formas distintas de trabajar: él recibe muchas llamada de clientes y a mí me gusta trabajar con música de fondo.

¿Qué te recomiendo?

Si no tienes la posibilidad de tener un despacho en tu casa busca un rincón en el que puedas tener tu lugar de trabajo, como te he dicho con una mesa, una silla y luz se puede trabajar. También puedes utilizar unos auriculares como los que se utilizan para escuchar música que te aislan del ruido ambiente y así poder concentrarte mejor.

2. Ten una rutina

Fíjate un horario de trabajo, así como una serie de rutinas muy parecidas a las que harías si te fueras a tu oficina o al coworking. Es cierto que trabajando en casa se puede ser más flexible, pero si no quieres estar siempre conectado lo mejor es que fijes un horario de trabajo que tendrás que cumplir.

Además rutinas como levantarte, desayunar o vestirte te parecen cosas muy normales cuando tienes que salir fuera, pero de las que nos olvidamos cuando tenemos que trabajar en casa. Huye del pijama, y resérvatelo solo para cuando termines de verdad tu jornada laboral. Mentalmente te ayuda a centrarte y a darte cuenta de que estás en modo trabajo

También debes tener en cuenta cuando te vistas si tendrás alguna reunión virtual para adecuar tu vestuario. Chándal o vaqueros, queda a tu elección. Hay personas que necesitan arreglarse mucho y para otras solo con tener ropa cómoda es suficiente. Lo importante es que te quites el pijama…

Mi experiencia:

Tengo un horario más o menos habitual y razonable, que estos días de cuarentena está un poco alterado. Habitualmente dedico algo de tiempo diario a salir a hacer ejercicio, (bien a pasear o bien al gimnasio) y estos días me estoy adaptando a estas nuevas circunstancias. Además, a mi me gusta trabajar con ropa cómoda en casa, ya que paso muchas horas sentada con el ordenador.

¿Qué te recomiendo?

Haz tu propia rutina y tus horarios, e intenta ser estricto con ellos, porque sino estarás conectado y trabajando todo el día. Y por supuesto ten en cuenta si tendrás alguna reunión virtual a lo largo del día, para elegir tu vestuario. 

3. Organízate

Esto es lo más difícil de trabajar en casa, organizar el trabajo. Si trabajas para una empresa, probablemente tengas ya tareas asignadas o puede que cada mañana recibas indicaciones sobre a qué tienes que dedicar tu tiempo. Pero si trabajas por tu cuenta y eres tú el que debe decidir qué hacer, esto puede que te resulte complicado.

Hay muchas formas de organizar el trabajo: hacer primero las tareas más importantes o complicadas, trabajar por bloques o decidir objetivos de trabajo diarios son algunas de las formas que puedes utilizar. 

Por supuesto, esto dependerá también de a qué te dediques. En mi caso, por ejemplo, además de sacar adelante los trabajos de los clientes, también quiero que parte de mi jornada esté dedicada a otros proyectos, entre ellos mi propia web y generar contenido para ella, además de preparar material para futuros productos. Y también hay una parte administrativa, en la que tengo que contestar correos, enviar presupuestos, etc… 

Por supuesto también debes estar abierto a imprevistos y a nuevos clientes y proyectos.

Mi experiencia:

Como te he dicho al principio a mi me costó adaptarme a esta nueva situación de trabajar en casa, porque también fue un cambio a ser emprendedora. He probado muchas maneras de organizarme y lo que mejor me ha resultado es lo que te cuento ahora:

¿Qué te recomiendo?

  • Decide a primera hora del día las tareas que vas a hacer a lo largo de tu jornada laboral, intentando ser realista. Yo suelo hacer una planificación semanal y cada día hago una pequeña lista de las tareas que quiero sacar adelante. Esto es una manera de poder incluir también los imprevistos que a veces surgen y que no me eche a perder toda la planificación semanal. Lo que hago es detallar todas las pequeñas tareas en las que se divide un trabajo, y voy asignándoles días de manera correlativa. 
  • Empieza una tarea y acábala. Esta es muy importante.
  • Si eres de los que madruga, aprovecha las primeras horas para adelantar trabajo que requiera gran concentración y deja para después trabajos más sencillos o mecánicos, durante los cuales te puedan interrumpir con llamadas de teléfono, por ejemplo.

4. ¡Cuidado con las distracciones!

Es muy probable que, estando en casa, tengas la tentación de levantarte cientos de veces de tu silla para tender la ropa de la lavadora, para sacar los platos del lavavajillas o para pasar la aspiradora. Si entras en ese tipo de distracciones, el trabajo no te cunde. Tienes que imaginar que estás en la oficina, diferenciando los momentos destinados a cada cuestión. Al principio se te hará raro, ya que, al fin y al cabo, estás en tu casa. Pero tienes que ignorar los quehaceres habituales de casa.

Además, ten cuidado con todas las notificaciones, con las llamadas familiares… El trabajar en casa parece que da permiso a que todo el mundo te llame cuando quiera y en tu mano está hacer que también se respete tu horario de trabajo aunque estés en tu casa.

Mi experiencia:

A mi lo que más me ha distraído hasta ahora son las notificaciones, las llamadas de teléfono, el email y consultar las redes sociales.

¿Qué te recomiendo?

Si por ejemplo recibes muchos emails te recomiendo que o bien desactives las notificaciones en el ordenador o bien directamente solo lo consultes en momentos determinados que decidas, y que no estés pendiente todo el rato de ellas, por que sino no podrás ser productivo.

En cuanto a las labores de casa mi recomendación es que las pongas en tu horario igual que lo harías si trabajases fuera de casa.

5. ¡Pero también haz descansos!!!

Descansar renueva tu atención y motivación, e impulsa tu creatividad (tanto en el trabajo como fuera de la oficina, claro). Cuando no haces nada se activa la red neuronal que te ayuda a divagar y a soñar despiertos, y esto es un plus muy importante si te dedicas a trabajos creativos.

Mi experiencia:

Te lo resumo en una sola palabra: agotamiento. Los descansos y la desconexión son importantísimos si quieres tener un buen rendimiento.

¿Qué te recomiendo?

Si trabajas durante toda la mañana haz una parada para café, y lo mismo durante la tarde. Pero eso sí,  ten cuidado con los tiempos que les dedicas al estar en casa. 

6. Cuida tu salud 

En circunstancias normales te recomiendo que salgas de casa a dar un paseo, al gimnasio o lo que quieras, pero como ahora mismo estamos en una situación más complicada, lo mejor es que te levantes cada hora como poco y hagas algún estiramiento. Si además puedes hacer alguna sesión de ejercicio tipo yoga o pilates, tu espalda te lo agradecerá (en Youtube tienes muchos vídeos).

7. ¡No comas delante del ordenador!!!

Esta recomendación me la hizo mi nutricionista, y desde entonces he evitado esta mala práctica. Lo mejor que puedes hacer para tu salud es disfrutar de los momentos de descanso y de la comida, fuera de tu espacio de trabajo si es posible.

8. No te aísles (y menos en estos tiempos de encierro obligatorio)

Entre los riesgos de trabajar en casa se encuentran la pérdida de contacto con los compañeros y del sentimiento de pertenencia a la empresa. La sensación de aislamiento, sobre todo si has pasado de trabajar con más gente a estar solo en tu casa,  puede ser negativa para tu rendimiento, pero sobre todo para tu salud mental. Procura estar conectado con tus compañeros o con otros emprendedores. Usa Skype, Google Hangouts, Zoom o cualquier otro programa que te permita conectar vía videoconferencia con otras personas. ¡Que no se diga que la tecnología no te acerca a las personas!

Mi experiencia:

Este también fue un cambio importante, el pasar de estar en una oficina con otros compañeros a trabajar sola (aunque compartía espacio de trabajo con mi marido). De todas maneras siempre he procurado quedar todas las semanas con otros emprendedores para compartir experiencias.

¿Qué te recomiendo?

En tiempos normales, no de cuarentena, te recomiendo que quedes a tomar café con amigos o con otros  emprendedores, que salgas de casa a pasear, que socialices. Y ahora usa Skype, Google Hangouts, Zoom o cualquier otro programa que te permita conectar vía videoconferencia con otras personas. ¡Que no se diga que la tecnología no te acerca a las personas!

9. Si tu trabajo es creativo, también necesitas procastinar un poco…

En este artículo de mi blog Diseño: en busca de la creatividad encontrarás unas cuantas alternativas para procastinar en busca de inspiración. También te recomiendo actividades al aire libre como pasear, o visitar exposiciones y museos, pero lo dejaremos para cuando no haya cuarentena…

10. Aplicaciones que te pueden ayudar

Hoy en día cuentas con muchas aplicaciones y programas que pueden ayudarte a ser lo más efectivo posible a la hora de trabajar en casa. Aquí te comparto las que yo utilizo y que te van a ayudar a trabajar mejor:


Así que, aunque ya te he contado que a veces es complicado trabajar en casa, y más en la situación extraordinaria en la que nos encontramos, te aseguro que es posible. Solo tienes que seguir mis consejos y aprovechar todo lo que la tecnología pone a tu disposición. ¡Mucho ánimo!

4 comentarios en “Cómo trabajar en casa y no morir en el intento (¡y conseguir ser productivos!)”

  1. Muchas gracias por tus consejos. Son días muy complicados para todos con esta crisis sanitaria y muchos no estamos acostumbrados a trabajar desde casa.

    1. Natalia Antuñano

      Muchas gracias por tu comentario Alejandro, espero que mi experiencia y mis consejos te hayan ayudado 😉

  2. Gracias por compartir tan excelentes consejos, que como freelance que trabaja en su estudio desde casa, me he sentido muy identificada, sobre todo, con el error de “saltarme comidas” y hacerlas frente al ordenador… ;].

    1. Natalia Antuñano

      Muchas gracias por tu comentario Ana, la verdad es que adaptarse a trabajar en casa puede no resultar fácil, y menos en estas circunstancias tan extrañas. Pero no hay que perder de vista el cuidado de una misma, eso es muy importante, incluida una buena alimentación y unos buenos hábitos 😉
      Natalia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.