Conceptos clave para entender un presupuesto de diseño web

Conceptos clave para entender un presupuesto de diseño web

En este post te voy a hablar de los términos básicos que necesitas conocer para comprender un presupuesto de diseño web, y para no perderte en internet. Te voy a contar qué es el dominio y el hosting, qué es WordPress, y qué son el theme y los plugins.

Al iniciar cualquier proyecto en Internet, empezarás a encontrarte con palabras y conceptos de los cuales probablemente no tengas muy claro su significado: dominio, hosting, WordPress, plugin, etc. 

Damos por hecho que todo el mundo conoce el vocabulario en el que nos movemos. La realidad es que cuando alguien decide tener una web no tiene porqué conocer este mundo y probablemente desconozca términos tan básicos como dominio y hosting. Me he encontrado con clientes a los que he tenido que explicar (encantada, ¡por supuesto!) cada uno de los términos del presupuesto ya que para ellos estaba escrito en chino.

¡No tengas ningún miedo ni vergüenza en preguntar todas las dudas que tengas!

¿Qué es el dominio?

El dominio sería el nombre único y exclusivo que se le asigna a tu web en Internet. Sería algo así como el equivalente a la matrícula de tu coche. Gracias al dominio los usuarios que te busquen en Internet por ese nombre te encontrarán y podrán acceder a tu web. 

Para entender esto un poco mejor es necesario que sepas que los archivos que componen tu web, todo lo que se usa para que ésta funcione, están físicamente en un super ordenador (un servidor), almacenados en su disco duro, que estará las 24 horas del día en funcionamiento y conectado a internet para que tu web sea accesible en cualquier momento. Ese espacio en el que está tu web tiene asignado un número único que funciona como una dirección (la famosa dirección IP de la que seguro que has oído hablar).

Tu dominio se comunica con el lugar en el que está tu web (el servidor) a través de las DNS (de las siglas en inglés de Sistema de Nombres de Dominio, Domain Name System) que le dicen en dónde está la información que necesita para que tu web se vea, se cargue y puedas navegar por ella.

Es decir, cuando alguien teclea en el navegador la dirección de tu web (por ejemplo www.atomicacreativa.es) se pone en marcha la DNS que tiene asociada y se dirige a ella (al servidor). Allí hay una dirección IP que se corresponde con tu nombre de dominio y que le indica en dónde están los archivos que debe cargar para que tu web se visualice.

Y entonces, ¿qué es la URL (Universal Resource Locator)?: Es la dirección donde se encuentra un recurso en Internet. Ejemplo: https://www.atomicacreativa.es 

Por eso no es una broma que el nombre de tu web sea único e irrepetible, sólo habrá una empresa, compañía, organización o persona con dicho dominio. De hecho, existen organizaciones encargadas de los dominios en Internet, (como IANA e ICANN) que se aseguran de que esto ocurra así. 

Cuando estás buscando nombre para tu proyecto es muy importante por tanto que también te asegures de que está disponible, que no haya otra empresa que ya lo esté usando. En este post en el que te cuento cómo elegir nombre para tu proyecto, una de las fases del proceso consiste en averiguar si los nombres que has pensado están disponibles.

Otra explicación necesaria con respecto a los dominios es su compra. En realidad cuando se habla de comprar un dominio, lo que realmente se hace es su registroEl dominio se registra a tu nombre para tener los derechos de uso sobre él, durante al menos 1 año. Esto significa que mientras quieras mantener esos derechos deberás renovarlo para que siga siendo de tu propiedad. Puedes hacerlo en un proveedor concreto y también puedes trasladarlo a cualquier otro. Pero mientras mantengas activo el pago los derechos de uso del dominio serán tuyos

En este dibujo te lo explico de manera muy sencilla:

infografia-dominio-hosting

¿Qué es el Hosting?

Seguro que ya te estás imaginando lo que es realmente un hosting: es un servicio externo (un megaordenador, un servidor) en el que están físicamente los archivos con los que se crea y funciona tu web. El hosting aloja los contenidos de tu web y tu correo electrónico para que puedan ser visitados en todo momento desde cualquier dispositivo conectado a Internet.

Este servidor es un equipo informático mucho más potente que un ordenador convencional y está conectado a Internet las 24 horas para que los contenidos que almacena puedan ser visitados en cualquier momento

Para que el dominio sepa dónde están los archivos de la web, el servidor en el que está alojada tiene un nombre codificado con números, la dirección IP, a la que apuntan las DNS de tu dominio.

Con la compra del hosting ocurre algo similar al registro del dominio, tu alquilas el espacio para tu web por un tiempo determinado, y si quieres que tu web siga siendo visible tienes que mantener este alquiler activo, en ese proveedor inicial o hacer el traslado a otro que te convenga más.

Para comprar un hosting hay que hacerlo a través de lo que se llaman proveedores de hosting, que son empresas que ofrecen el servicio de hosting a cambio de un pago mensual, anual, por cada 2 años, etc. Estas empresas tienen granjas de servidores (si si, tal y como suena) en los que alojan miles de webs, cada una con un espacio dedicado en exclusiva.

Como te habrás dado cuenta hay montones de empresas que ofertan este servicio. Para elegir una, además de fijarte en los precios, te hago varias recomendaciones:

  1. Fíjate que tengan la posibilidad de crecer, de aumentar el rendimiento de tu web según ésta vaya creciendo en visitas y en contenido.
  2. Averigua en dónde están sus servidores. Para mí es importante saber en dónde están físicamente los servidores, en qué país.
  3. Fíjate si hacen copias de seguridad diarias. Es importante que tengan copias de seguridad implementadas (aunque tú, además, dispongas de otro medio para hacerlas)
  4. Es importante también que tengan certificado SSL incluido, porque si no es así tendrás que pagarlo aparte.

Como ves ambos, dominio y hosting, son servicios con pagos recurrentes anuales. Así que deberás tener esto en cuenta al considerar los gastos que lleva tener una web.

¿Qué es WordPress?

Antes de pasar a explicarte qué es WordPress, te voy a contar un poco cómo se construyen en general las webs. 

Lo primero que debes saber es que hay varias formas de desarrollar una web. Las dos más comunes son escribiendo código mediante el lenguaje HTML o través de un CMS (que es ahora la forma más habitual).

El lenguaje HTML

La manera más simple de crear una web consiste en utilizar un simple editor de texto y escribir directamente el código HTML con sus hojas de estilo. Así se creaban la mayoría de las páginas web en los inicios de internet.

Se visualiza a través de un navegador (Chrome, Explorer, Firefox, Safari…). Este lenguaje se basa en etiquetas (instrucciones que le dicen al navegador como deben mostrarse) y atributos (parámetros que dan valor a la etiqueta). Una página HTML contiene texto con un formato y referencias a archivos externos que contienen imágenes, sonidos, animaciones, etc.

Esta forma de diseñar webs exige gran cantidad de codificación de HTML que sirve para webs completamente estáticas. Por ese motivo surgieron los sistemas CMS como, por ejemplo, WordPress que evitan al usuario la codificación en HTML y ofrecen editores visuales que convierten la tarea de la creación de páginas web a algo parecido a la edición de un documento en una aplicación como Microsoft Word.

¡Ey! ¿No tienes tiempo????

No te preocupes, ponte en contacto conmigo y yo te ayudo con tu proyecto. Echa un vistazo a todo lo que puedo hacer por ti.

Volvamos a WordPress:

WordPress es un CMS o Content Management System, un software informático que te permite desarrollar sitios Web de manera más sencilla que la de escribir código HTML directamente.

Hay muchos CMS: Joomla, Drupal, PrestaShop, Magento… 

Y ahora te preguntarás porqué hay dos tipos de WordPress, ¿qué diferencia hay entre WordPress.com y WordPress.orgAmbas pertenecen a la misma empresa (por eso el mismo nombre), pero no funcionan igual:

WordPress.com

WordPress.com es un servicio online. Simplemente te registras y puedes crear un blog o web en sus servidores (algo así como Blogger). No hace falta contratar hosting, pues la web está en sus servidores. Te creas tu cuenta, eliges una plantilla y ya podrás empezar a subir tu contenido.

Es gratuito, pero hay ciertos «upgrades» o mejoras que deberás pagar si las quieres. Las más típicas son un aumento de espacio de disco, algunas plantillas o un dominio personalizado, ya que en la versión gratis del servicio, la web es un subdominio, del estilo https://tu-web.wordpress.com, es decir, que obligatoriamente será www.atomicacreativa.wordpress.com. No puedes instalar plugins, y sólo puedes utilizar los themes que tiene (gratuitos o de pago).

WordPress.org

En esa web podemos encontrar un software llamado «WordPress» que te descargas gratuitamente. Para utilizarlo necesitas un dominio y un hosting,  en el que lo instalarás para empezar a usarlo. Este software no tiene limitaciones. Lo puedes modificar y alterar todo lo que quieras. Te permite instalar los themes que quieras, gratuitos o de pago sean de quien sean, así como crear los tuyos propios y usarlos. Y también te permite instalar plugins para extender sus funcionalidades. Tu dominio será el que previamente hayas registrado, por ejemplo www.atomicacreativa.com.

Este es el WordPress al que se hace referencia en los presupuestos de diseño web, al software base con el que estará diseñada tu web.

Una última parada: ¿qué son el theme y los plugins?

WordPress te da el software básico, pero para que se convierta en una web de verdad necesitas además el theme y los plugins:

Theme (Tema)

Es el aspecto exterior, la interfaz por la que navegas y que te servirá también para diferenciarte de las demás webs. Sin él verías el código con el que está escrita la web.

Plugin

Son aplicaciones que añaden funcionalidades adicionales o incluso nuevas características al software. Te permitirán que tu web haga cosas, como por ejemplo que tengas un formulario de contacto, que tengas un calendario, que se puedan efectuar pagos a través de ella, que puedas monitorizar las visitas que tienes,… y también funcionalidades de diseño.

¡El presupuesto de diseño web ya no tendrá secretos para ti!

Y si tienes cualquier duda no te quedes sin preguntar a tu diseñadora, estará encantada de contestarte 

¡Despega con Atómica!

Desde Atómica Creativa puedo ayudarte a diseñar tu historia. Desde cero o mejorando tu identidad. Quiero colaborar contigo para hacer despegar tu aventura, tu negocio o tu proyecto personal. Cuéntame lo que quieres conseguir y lo que necesitas y me pondré en contacto contigo para charlar sobre ello. ¡Anímate a despegar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.